Filtrado de correo electrónico.

Ante los problemas generados por la distribución masiva de correo electrónico no deseado (ver Correo electrónico no deseado), se ha optado por implantar una serie de medidas que se describirán a continuación. Estas medidas responden a la voluntad del STIC de contribuir a mejorar la calidad del servicio de correo electrónico así como optimizar la utilización de los recursos de la ULL.

  • Se filtrará el tráfico de correo electrónico procedente de estafetas o servidores dados de alta en cualquiera de las siguientes actuales iniciativas: MAPS/RBL y SpamCop.


  • Las iniciativas MAPS/RBL y SpamCop están marcadas por una política no controlada ni definida por el STIC. Por este motivo, el STIC se reserva el derecho de generar una lista negra con su propia política con el objetivo de proteger a la comunidad universitaria del problema del "correo basura".


  • Se informa a los usuarios que el STIC puede examinar el correo electrónico utilizando métodos automáticos, con el objetivo de eliminar el correo no deseado (spam).